NOVEDOSAS APLICACIONES DEL LIPOFILLING

Los avances en cirugía estética y reparadora han descubierto las diversas y espectaculares propiedades de la grasa. Bajo el nombre de lipofilling o lipotransferencia estas células grasas se están usando para lograr aumentos naturales y permanentes del volumen de determinadas zonas. Pero además resulta que contiene ventajosos factores de crecimiento. ¿Esto qué implica? Que la calidad cutánea mejora significativamente, se atenúan manchas y lesiones vasculares, la piel se vuelve luminosa y colabora en un aspecto más juvenil.

Lipofilling en labios mayores:

Esta técnica consigue excelentes resultados en cirugía íntima

La lipoplastia vulvar es una cirugía sin cicatrices perceptibles que permite aumentar o disminuir el volumen de zonas genitales femeninas, con el objetivo de conseguir una mayor apariencia estética. Las incisiones son mínimas y consiste en una remodelación de la zona genital, retirando grasa propia de áreas en las que sobra y lipotransfiriéndola a otras áreas donde es necesario ese relleno graso (normalmente el monte de Venus y los labios mayores). El aspecto del área genital externa mejora ostensiblemente y las pacientes ganan en seguridad y atractivo.

Lipofilling en pantorrillas:

Dejarás de esconder las pantorrillas

Las piernas poseen una gran relevancia estética y su falta de desarrollo, atrofia por la edad o algún defecto congénito pueden generar complejos. Se logra un aumento de las pantorrillas mediante la colocación de un implante o por lipofilling con injertos de grasa propia, con el fin de conseguir el volumen, la forma y la naturalidad estética deseados.

Lipofilling en secuelas de traumatismos  (cicatrices, pérdidas de sustancia):

Trata cicatrices irregulares

Uno de las aplicaciones más gratificantes que ofrece la novedosa aplicación del lipofilling es aquella que da solución a pacientes que sufren un defecto facial o corporal consecuencia de un traumatismo o accidente y que les ha ocasionado grandes hendiduras, cicatrices, pérdidas de sustancia o secuelas e irregularidades postquirúrgicas. Un buen resultado para estos problemas estéticos cambia la vida y la autoestima de las personas que han confiado en este tratamiento.

Lipofilling para Síndrome de Poland:

Síndrome de Poland

El síndrome de Poland es una alteración infrecuente y congénita que afecta al desarrollo normal de determinados músculos como ocurre con la aplasia (ausencia congénita de un tejido u órgano) o hipoplasia (incompleto desarrollo de un órgano o tejido) de los siguientes músculos: pectoral menor y pectoral mayor. Dicha aplasia o hipoplasia puede venir acompañada de deformidad de la mama o de la pared torácica, con grados que van desde una discreta falta de desarrollo hasta amastia (inexistencia total de la mama). Lo sufren mayoritariamente mujeres y provoca en la mayoría de los casos, que no se tenga pecho o que éste sea muy pequeño. Las operaciones para tratar este síndrome suelen tener como fin corregir asimetrías y ganar volumen en los senos.

Lipofilling de glúteos:

La lipotransferencia da firmeza a los glúteos

Los pacientes con aplanamiento o descolgamiento de la región glútea, por una acentuada pérdida de peso y otros motivos, encuentran en el lipofilling una técnica capaz de remodelar el contorno general de la nalga mediante infiltración de grasa propia lo que asegura compatibilidad y un resultado natural. Es un procedimiento versátil, en cuanto a que situamos la grasa allí donde más se necesita sin la limitación inherente a un implante. No obstante cuenta con la desventaja de que existen límites en cuanto a la proyección que puedan alcanzar los glúteos. Por norma general el cirujano propondrá además una intervención que trate áreas vecinas como son los muslos y la espalda porque ello permite un resultado visual más completo y marcado, una lipoescultura total del cuerpo del paciente.

Lipofilling facial:

Aplicación lipofilling sobre rostro

El paso del tiempo adelgaza la grasa subcutánea y disminuye el colágeno, lo que causa fragilidad y cambios faciales, originando arrugas, marcas de expresión, pérdida de masa y facciones más marcadas. El lipofilling o lipoestructura rellena esta depresiones eliminando el aspecto envejecido y otorgando firmeza y luminosidad a la piel del rostro. Además, está demostrado que la pigmentación y los daños solares también mejoran con el injerto de grasa en la cara. Los resultados del lipofilling son permanentes y en la mayoría de las ocasiones no es necesario repetir el procedimiento.

Además de todas las aplicaciones detalladas en este artículo, las cualidades de esta técnica la hacen beneficiosa y terapéutica para tratar dolencias como la piel con radiodermitis, (personas que han sufrido los efectos de la radioterapia). Un ejemplo más por tanto para justificar el papel protagonista que tiene hoy en cirugía plástica la grasa y que explican su reciente y popular protagonismo. Eso sí, siempre bajo el cuidado, valoración y asesoramiento de una clínica de confianza donde el equipo médico pueda informarte punto por punto y con total seguridad cualquier cuestión importante.


En conclusión, un procedimiento muy versátil, en cuanto a que situamos la grasa allí donde más la necesitamos sin las limitaciones inherentes a los implantes. Recuerda cuáles son sus ventajas:

  • Total compatibilidad (sin rechazo en el organismo)
  • Mejoría significativa en la calidad de la piel.
  • Gran capacidad regenerativa.

 

SHARE IT: