PREGUNTAS FRECUENTES LIPOSUCCIÓN

Se conoce como lipodistrofia a la acumulación de grasa en un lugar determinado del cuerpo que desarmoniza la figura. Es una alteración muy habitual, más frecuentes en las mujeres, producida por causas hereditarias, hormonales o malos hábitos, y con especial incidencia en abdomen, en nalgas y caderas, muslos, rodillas e incluso bajo el mentón.

Existen diferentes tratamientos para eliminar la grasa sobrante, desde métodos tópicos o farmacológicos hasta infiltraciones de diferentes productos. La desventaja de estas técnicas es que se limitan a vaciar de células grasas la zona afectada pero no las eliminan completamente, por lo que el problema reaparece y se cronifica.

Frente a todas esas opciones, la liposucción sobresale como el proceso que permite suprimir los adipocitos de grasa de determinadas áreas del cuerpo, áreas que llevan tiempo resistiéndose a desaparecer incluso con la práctica continuada de ejercicio y unas pautas alimenticias sanas y equilibradas.

¿Para qué tipo de pacientes está indicada una liposucción?

El mejor candidato para una liposucción es el paciente de peso normal, cercano al ideal, que posee un excedente de grasa en áreas determinadas del cuerpo y con una piel firme y elástica pues ello contribuye a un mejor contorno final después del tratamiento. Cuando esa piel colgante no se readapta por si misma al nuevo contorno, existen otras técnicas quirúrgicas adicionales para eliminar y tensar el exceso de piel, como las lipectomías.

¿Qué zonas trata una liposucción?

  • Rodillas: una liposucción elimina la acumulación de grasa de la parte interna de las rodillas y del área que queda por encima de la rótula.
  • Piernas: en concreto remodelación de la zona de los tobillos, proclive al cúmulo de grasa. También se utiliza pueden estilizar las curvas naturales de piernas y gemelos.
  • Nalgas y muslos: una de las zonas más demandadas. Lo más importante al aplicar la técnica no es vaciar, sino modelar el contorno, llevando a cabo lo que se conoce como lipoescultura (añadir enlace con epígrafe de la Lipoescultura). La unión de sesiones de radiofrecuencia con la liposucción ha permitido optimizar aún más los resultados en esta área.
  • Espalda: los conocidos como michelines de la espalda ofrecen resultados satisfactorios tras ser tratados con liposucción.
  • Abdomen: en pacientes con buen tono cutáneo se puede eliminar la grasa sobrante con resultados óptimos. Si hay debilidad muscular debido a embarazos, o sobra mucha piel, es mejor optar por una abdominoplastia. La zona de los flancos responde especialmente bien a la aspiración.
  • Brazos: la liposucción ha desbancado las lipectomías en esta zona. Se ha logrado extirpar altas cantidades de grasa con retracciones cutáneas muy buenas. Únicamente requiere unos cuidados postoperatorios concretos que favorezcan esa retracción de la piel que comentamos.
  • Cuello: tratamiento de la papada y mejora del ángulo del cuello. Suele realizarse conjuntamente con un lifting cervicofacial.

¿Qué tipo de anestesia se emplea?

El cirujano analiza las circunstancias del paciente en relación a su salud general, antecedentes, peso y otros elementos determinantes valorando que cuando el procedimiento no es muy extenso porque la cantidad de grasa a eliminar no excede una cantidad se podrá recurrir a la anestesia local o sedación. Si el médico especialista tiene previsto realizar una liposucción de grandes zonas o tratar varias partes del cuerpo diferentes, utilizará anestesia general.

¿Quedan cicatrices o marcas?

Las cicatrices de la liposucción son mínimas y ubicadas estratégicamente para que queden escondidas, incluso en ropa interior. No obstante, y eventualmente, pueden surgir pequeños problemas estéticos, como pueden ser las ondulaciones sobre la piel tratada, cambios de pigmentación que pueden ser permanentes si nos exponemos al sol o asimetrías que precisen una segunda intervención.

¿Tiene complicaciones o efectos secundarios?

La liposucción es una técnica segura, siempre y cuando sea un paciente idóneo, debidamente asesorado y el quirófano esté bien equipado. En determinados casos aislados se pueden producir complicaciones si se extraen cantidades altas de grasa en una sola intervención. Infrecuente es también, pero posible, acumulación de líquido, lesión de la piel, irregularidades del contorno, hipoestesia, seromas, infecciones o fascitis necrotizante. Se pueden reducir los riesgos siguiendo estrictamente las instrucciones del profesional cualificado elegido, que realice la técnica en una clínica autorizada y con garantías.

¿Qué técnicas de liposucción existen hoy en día?

La técnica tradicional consiste en la extracción de grasa mediante una cánula relativamente fina y un movimiento mecánico unido a una máquina de aspiración. Es un proceso agresivo y para grandes volúmenes hay una limitación de cuatro litros de extracción. Esta restricción ha llevado a buscar y evaluar nuevos sistemas para tratar de mejorar el procedimiento en tres aspectos: reducir el trauma y el sangrado/mejorar la retracción de la piel/no dañar los adipocitos ni las células madre para poder usar ese tejido adiposo como injerto. Actualmente se investiga en varias líneas, siendo las más populares los ultrasonidos, la vibración a alta frecuencia de la cánula, el láser y la liposucción con “waterjet”.

 ¿Puede combinarse esta intervención con otras técnicas?

La liposucción puede efectuarse como procedimiento primario para mejorar la figura corporal, o en combinación con otras técnicas y procedimientos quirúrgicos como la abdominoplastia, los lipofillings, el lifting de muslos o brazos o incluso el lifting facial.

Una liposucción puede combinarse con otras técnicas como la abdominoplastia para lograr un resultado más completo

¿Existen diferencias entre una lipodistrofia y la celulitis?

Popularmente se han asociado estas dos dolencias pero no están relacionadas y tienen distinto enfoque terapéutico. Coexisten con frecuencia, pero la celulitis se refiere a un trastorno en la estructura grasa y vascular en su capa más superficial, es decir, es un problema de textura de la piel pero no viene determinada por un cúmulo de grasa. La lipodistrofia hace referencia a un exceso de talla o volumen por acumulación de grasa en una zona concreta del cuerpo que distorsiona la silueta.


Si te queda alguna duda o quieres realizarte esta intervención quirúrgica solo tienes que ponerte en contacto con nosotros y tras un diagnóstico personalizado te ayudamos a moldear tu figura. Actualmente la liposucción es una técnica muy segura, siempre y cuando se seleccione bien al paciente, el quirófano esté bien equipado y sea realizada por un cirujano plástico cualificado.

 

 

 

 

SHARE IT: