CUIDA LOS DETALLES PARA UN ROSTRO JOVEN: LOBULOPLASTIA

Nuestra larga experiencia como profesionales en cirugía plástica y medicina estética y reparadora nos ha hecho ser conscientes de que en numerosas ocasiones el bienestar, el aspecto y la belleza de l@s pacientes se basa en retoques incluso sencillos pero que marcan grandes cambios pues son los detalles muchas veces los que marcan la diferencia.

Progresivamente en los últimos años hombres y mujeres ya no persiguen una remodelación completa de la cara o el cuerpo sin conlleva perder su identidad sino que se buscan medidas antiaging, para mantener una apariencia saludable, joven, armoniosa. Las tendencias más recientes están demostrando que ahora el acento estético lo ponen cuidar pequeños elementos. Y entre ellos hoy queremos destacar los lóbulos de las orejas, una zona que puede delatar e incluso acentuar una imagen envejecida.

La apariencia y tersura de las orejas y su lóbulo influyen en la apariencia general del rostro

¿Por qué ocurre esto? Esta parte del cuerpo sufre también con el paso del tiempo, especialmente en mujeres y tras el uso años y años de pendientes y joyas que cuando pesan van lastrando la piel de los lóbulos. A ello se suma el proceso natural de la edad, la exposición solar o incluso la posición de las orejas, que quedan plegadas al dormir en determinadas posturas. Se pierde densidad, se gana flacidez y la apariencia es poco consistente y con arrugas. En los casos graves se llega incluso al alargamiento y la deformación. El ácido hialurónico y el colágeno que genera el cuerpo de forma  natural disminuye, hay mayor deshidratación, y los lóbulos no se escapan de este efecto.

¿Cómo podemos solucionarlo? La lobuloplastia le da resolución a esta problemática, estando también indicada para los desgarros del agujero del lóbulo auricular (por llevar pendientes,dilataciones,  o por traumatismos o accidentes). Es una cirugía apenas invasiva, sin cicatrices perceptibles, sencilla, de rápida recuperación. Los puntos se retiran sobre los días 10 días de la intervención y se pueden realizar nuevos orificios al mes.

Recuerda que si la cirugía se convierte en la única alternativa para recuperar la apariencia estética de la oreja, que la operación es breve, con anestesia local, sin cicatrices perceptibles y lo más importante, con resultados naturales y definitivos.

Casos clínicos CLEVER:

Espectacular cambio del lóbulo, que ahora permite lucir pendientes con mucha más armonía facial

Una lobuloplastia unida a una otoplastia es para algunos pacientes el complemento perfecto para un cambio total

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Desde CLEVER animamos a todas aquellas personas que os planteáis un rejuvenecimiento facial a conocer acerca del rejuvenecimiento del lóbulo auricular. Se trata de un proceso muy sencillo que puede transformar a esta pequeña parte de tu cuerpo en uno de esos detalles que complementan tu belleza. Y si eres una amante de los pendientes los lucirás sin extrañas inclinaciones para que los looks sean perfectos.

 

SHARE IT: