¿CONOCES LAS DIFERENCIAS ENTRE UNA LIPOSUCCIÓN Y UNA LIPOESCULTURA?

Para moldear la figura corporal y lograr un cuerpo atractivo contamos con dos tipos de intervenciones quirúrgicas de cirugía estética muy eficaces: la liposucción y la lipoescultura. Pero ¿conoces las diferencias entre ellas y que pueden hacer por ti? En este artículo disiparemos tus dudas sobre ambas técnicas.

¿Qué es exactamente la lipoescultura?

El proceso de lipoescultura, también conocida como liposucción tusmecente, tiene como objetivo una remodelación total de la figura femenina, siendo un método más complejo porque el cirujano requiere un estudio personalizado para rediseñar la silueta de tal manera que el contorno corporal tome un aspecto renovado y estilizado.

La Lipoescultura, por otro lado, se refiere a una liposucción a menor escala y en áreas más delicadas donde se requiere extraer menos cantidad de grasa y (la cara, el cuello, etc), y puede combinarse con lipofilling. Se realiza marcando a través de una cánula incisiones mínimas por donde se administra una solución de lidocaína y epinefrina. La primera adormece el área a tratar y la segunda reduce el tamaño de los capilares para reducir la pérdida de sangre.

El resultado de la lipoescultura es inmediato, por sus pequeñas incisiones apenas requiere postoperatorio, y resulta natural tanto en apariencia como al tacto. Además no hay riesgo de rechazo por parte del organismo ya que se trata de nuestra propia grasa corporal.

¿Qué es exactamente la liposucción?

La liposucción o lipoaspiración es un proceso médico de medicina estética que disuelve y elimina la grasa de zonas localizadas del cuerpo. Consiste en la disolución de la grasa de una determinada región (Ej: abdomen o glúteos) para su posterior extracción a través de un proceso de succión con la introducción de una cánula en el cuerpo. Aunque se ha optimizado considerablemente el proceso y la succión ya no es tan agresiva como antes, el mecanismo de liposucción incluye forzosamente la succión de las células grasas a través de un tubo. Uno de los nuevos procesos actuales quema esa grasa a través de un procedimiento con láser para luego será extraída por una cánula finísima a través de una incisión casi imperceptible.

¿Hay alguna diferencia en la técnica quirúrgica?

La confusión entre lipoescultura y liposucción nace porque ambos utilizan la misma tecnología. Pero la principal diferencia entre una lipoescultura y una liposucción es el uso que se le da a la grasa extraída: ambos procedimientos se dirigen a pacientes que anhelan perder grasa y volumen de regiones concretas del cuerpo y tanto liposucción como lipoescultura aspiran esa grasa mediante cánulas mínimas. En el caso de la liposucción, esta grasa se desecha por completo, mientras que en el caso de la lipoescultura, parte de esa grasa se purifica y reutiliza para algunas o varias de las distintas aplicaciones que hoy en día ofrece el lipofilling o injerto propio de células grasas del paciente.

La extracción de la grasa cuando se va a realizar una lipoescultura debe llevarse a cabo con unas cánulas específicas y de baja presión para una aspiración mínima y es que es condición fundamental que las células de grasa extraídas sobrevivan si queremos volver a inyectarlas en el organismo y así lograr una vez infiltradas que las zonas tratadas ganen volumen de manera permanente. De lo contrario, estos adipocitos morirían y serian reabsorbidos sin cumplir la función del procedimiento y el resultado que desea el paciente.

Otra de las principales diferencias entre la lipoescultura y la liposucción es que la sonda o cánula de la lipoescultura, más pequeña, permite que el cirujano plástico pueda realizar la técnica en zonas donde no hay mucho margen entre el músculo y la piel. Como la intensidad del proceso de eliminación de las células grasas es menor es más seguro para la cara y el cuello.

Se analiza con detalle la remodelación corporal

¿Cómo tomar una decisión?

En resumen, la liposucción es una intervención segura pero sirve sólo para eliminar grasa acumulada, repetidamente en zonas como abdomen, caderas, muslos, papada, rodillas o brazos. La lipoescultura es una intervención más completa y con la que podemos conseguir soluciones adicionales. Es un método de esculpir el cuerpo o dar armonía al rostro sin emplear prótesis o sustancias artificiales.

Si deseas bajar el volumen o grasa localizada de un área concreta de tu cuerpo es mucho más beneficioso que te plantees una liposucción. Pero si estás buscando un cambio radical mejorando varias zonas corporales en una misma intervención, intervención que incluya la corrección de la flaccidez o la falta de volumen, tu elección más acertada será una lipoescultura que moldeará tu figura y te proporcionará un nuevo aspecto general rejuvenecido y armonioso.


Como has podido comprobar, entre lipoescultura y liposucción hay varias diferencias significativas, y conviene tenerlas claras para que recibamos el tratamiento que mejor se ajusta a nuestras circunstancias y expectativas y conseguir así una apariencia excelente. En una liposucción o en una lipoescultura déjate asesorar por clínica CLEVER.

 

SHARE IT: