Descripción.

blefaroplastia-sevilla

 

También conocida como cirugía de los párpados, es una intervención quirúrgica que permite corregir las bolsas de grasa en los párpados inferiores y las ojeras en ambos párpados reposicionándose el tejido muscular que se refuerza junto a los tendones circundantes.

 

 

 

 

Procedimiento.

 

Esta cirugía con una duración entre una y tres horas se realiza bajo anestesia local o sedación intravenosa (por lo que no se suele requerir pasar la noche en la clínica). En la consulta personal con el médico especialista analiza las condiciones del tendón y la musculatura de la zona, lo que determina si se trata de blefaroplastia compleja o simple, así como si afectara al tramo superior o inferior. En algunas ocasiones para obtener unos resultados más satisfactorios puede combinarse con otras técnicas como la cantopexia o lifting de cola de la ceja.

El proceso conlleva pequeñas incisiones en la piel de los párpados, vía por la que tiene lugar la extracción de grasa y piel, tras separarse del músculo subyacente. Mayoritariamente se realizan las mismas en las líneas naturales para los párpados superiores y debajo de las pestañas para los inferiores y se cierran con suturas muy finas.

 

Aplicaciones.

 

– Corregir bolsas de grasa de párpados inferiores.

– Remodelación de los tejidos perioculares (dermatocalasia).

– Reparar párpados hundidos o caídos (ptosis).

– Malposiciones palpebrales.

– Rejuvenecer y relajar la mirada y mejorar el aspecto de los ojos.

– Solventar anomalías en párpados que dificulten la visión o reduzcan el campo visual.

 

Resultados.

 

El efecto puede valorarse en dos meses aproximadamente, aunque de forma definitiva transcurridos los primeros seis meses desde la operación. Las cicatrices podrían tener un aspecto rosado durante el primer trimestre pero paulatinamente desaparecen hasta convertirse en una línea casi invisible. Se logra paralelamente un aspecto más joven y luminoso y este resultado en muchos casos es permanente.

 

 

Postoperatorio.

 

  • El equipo médico de CLEVER aconseja reposo para disminuir molestias y evitar posibles sangrados las primeras 24/48 horas (manteniendo la cabeza elevada).
  • Se aplica tras la cirugía pomada lubricante y eventualmente vendaje suave para evitar infecciones (puede prescribirse medicación si existe dolor o colirios oftalmológicos para la hidratación de los ojos).
  • Tras esta etapa puede desarrollarse progresivamente la incorporación a la vida diaria y laboral, siendo por norma general completa entre la primera o segunda semana tras el procedimiento quirúrgico.
  • Pueden aparecer ocasionalmente hematomas (edema y equimosis) leves en la zona tratada durante las dos primeras semanas (que se tratan con compresas frías), así como mayor sensibilidad a la luz, visión borrosa, conjuntivitis o lagrimeo excesivo.
  • Está contraindicado hasta la recuperación total tensionar la piel de la zona, el uso de lentillas, ejercicios físicos que impliquen un movimiento brusco de la zona y los deportes acuáticos.
  • La clínica realiza futuras revisiones periódicas para asegurarse de que no aparece ninguna anomalía en la zona intervenida.

 

Recomendaciones.

 

  • En los párpados inferiores, si únicamente hay que extraer exceso de grasa, se podría realizar una blefaroplastia transconjuntival, que consiste en una incisión por la parte interior del párpado con la ventaja de no de realizar incisiones en la piel.
  • Recordar que esta cirugía no disminuye las patas de gallo ni trata la caída de las cejas. Por ello mismo puede combinarse con otras operaciones estéticas relacionadas como un lifting frontal o una infiltración de botox.
  • La decisión de someterse a una blefaroplastia debe evaluarse con especial atención si se padece disfunción del tiroides, escasez de lágrimas, alta presión arterial, problemas cardiovasculares, diabetes, glaucoma o desprendimiento de retina.

Reserva tu consulta médica gratuita en el tlf: 954 98 80 53/ 637 64 52 53 (wsap) y recibe sin compromiso tu diagnóstico personalizado.