APLICACIONES DEL ÁCIDO HIALURÓNICO EN MEDICINA ESTÉTICA

Remodelación facial

Recuperación de volúmenes

 

 

¿EN QUÉ CONSISTEN LOS TRATAMIENTOS CON ÁCIDO HIALURÓNICO?

En el ámbito del tratamiento de arrugas, el ácido hialurónico está indicado para corregir la pérdida de volumen y las arrugas estáticas o surcos de la mitad inferior del rostro, es decir, las arrugas que no se producen por el movimiento facial.

 

Existen dos tipos de ácido hialurónico:

  • Ácido hialurónico reticulado: la reticulación es un proceso por el cual se consigue aumentar la estabilidad y consistencia del Ácido Hialurónico. Es más denso y tiene una duración mayor. Se emplea principalmente para reponer volúmenes perdidos, como en pómulos, mejillas y labios, así como para rellenar hendiduras profundas, como por ejemplo un surco nasogeniano muy marcado.
  • El Ácido Hialurónico no reticulado es menos viscoso y su duración es menor. Está indicado para hidratar y revitalizar la piel.

Tratamiento demandado para el rejuvenecimiento de zonas, tales como:

  • Surco nasogeniano
  • Líneas de marioneta
  • Aumento de pómulos
  • Reducir la hendidura de las cicatrices

 

El Ácido Hialurónico permite conseguir resultados muy naturales en la corrección de surcos y volúmenes perdidos, siempre que el tratamiento sea personalizado y se ajuste a las características propias de cada paciente. Al remodelar nuestro rostro, atenuamos las arrugas y los signos de flacidez, consiguiendo a su vez la creación de colágeno y la regeneración celular de nuestra piel.

Surco nasogeniano y líneas de marioneta

Surco nasogeniano y líneas de marioneta

Otras zonas que son tratadas con Ácido Hialurónico:

Una de las aplicaciones más demandadas por excelencia, es el aumento y perfilado de las zonas de los labios. El ácido hialurónico en esta zona aporta hidratación, volumen y posibilidad de corregir asimetrías. Dependiendo de las preferencias y características del paciente se aplicará a una mayor o menor densidad.

Con frecuencia también es utilizado para la corrección o perfeccionamiento de la nariz. Con la Rinomodelación, nombre con el que se conoce esta técnica, se consigue levantar la punta nasal o rectificar anomalías en el tabique, resultados que proporcionan armonía al rostro sin tener que pasar por el temido quirófano.

Otras de las zonas que mejoran de manera notable, tras una correcta aplicación del producto, son las zonas de los parpados inferiores, las llamadas ojeras. En una sola sesión el paciente ve favorecido su aspecto de cansancio y disminuye la transparencia de las vasos sanguíneos , proporcionando un tono más uniforme.

Cómo es el procedimiento de infiltración del ácido hialurónico:

Antes de la infiltración, el médico debe valorar con minuciosidad la zona a tratar, con el fin de detectar posibles alteraciones, como nódulos o granulomas, así como para apreciar las características propias de la piel y de las estructuras faciales del paciente.

La inyección del ácido hialurónico suele ser bien tolerada por los pacientes, aunque en algunos casos puede ser necesario infiltrar anestésicos locales, como la lidocaína, o crema anestésica. Actualmente, muchos productos de ácido hialurónico incorporan en su fórmula la lidocaína, para hacer más confortable el tratamiento. El grosor de las agujas varía en función de la densidad del ácido hialurónico aunque, en cualquier caso, se trata siempre de agujas finas.

En Clínica Clever seguimos un protocolo de actuación previo y posterior al tratamiento con el objeto de evitar cualquier molestia para el paciente.

¿Los resultados con ácido hialurónico son permanentes?

No. El acido hialurónico es un producto que,  una vez aplicado, suele tener una duración  entre los 6 y 12 meses. Entre los factores que influyen en su durabilidad está por ejemplo la cantidad y densidad del producto, hábitos como el fumar e incluso el propio ritmo metabólico del paciente.

Aunque es muy poco frecuente, en el caso de que la paciente decida acelerar el proceso de eliminación del producto o corregir algún resultado no deseado, existe una sustancia denominada hialuronidasa con el que la doctora a través de una nueva y sencilla infiltración consigue disolver las moléculas del producto, volviendo la paciente a su estado inicial en menos de 24 horas.

Como se puede comprobar, son numerosos los beneficios que nos proporciona el tratamiento con ácido hialurónico. Lo importante es confiar en manos especializadas y por supuesto con la titulación académica que lo autorice.

Hemos intentado hacer un pequeño resumen de sus propiedades y beneficios más destacados, para cualquier otra aclaración o ampliación de la información no dudes en llamarnos a nuestro teléfono de Asesoría Clínica: 637 64 52 53, estaremos encantados de atenderte.

Asesoras clínicas

Asesoras clínicas

Si buscas resultados naturales, tu centro es Clínica Clever.

COMPARTE: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit Email

Entradas Relacionadas