Mentoplastia

¿En qué consiste la intervención?

Esta operación es también denominada cirugía del mentón y consiste en aumentar o reducir la proyección de la barbilla o mentón, logrando así la adecuada proporción de los rasgos faciales. Con este tratamiento los especialistas de Clínica Clever consiguen que un mentón poco definido aumente hasta dar más fuerza al rostro, o bien que uno excesivamente prominente se suavice mejorando sus facciones. Asimismo, puede corregir asimetrías faciales.

¿A quién va dirigida?

Pacientes, mayores de edad, que buscan mejorar su estética facial proporcionando una mayor armonía a  su rostro.

Características Generales

Esta intervención puede realizarse mediante la modificación del mentón con implantes faciales o mediante el limado del hueso mandibular. Los implantes sólidos suelen ser sintéticos, cuyo material más común es la silicona sólida, aunque también se utilizan el polietileno, politetrafluoroetileno expandido y un producto de matriz dérmica acelular.

Los implantes sintéticos se presentan en varias formas y tamaños (central, extendible, de mandíbula cuadrada leve) y también pueden ser hechos a la medida de cada paciente.

La duración de la operación es de aproximadamente 1 ó 2 horas, y dependiendo de la complejidad se realizará bajo anestesia local y sedación o, en determinados casos con defectos muy acentuados como por ejemplo secciones del hueso de la mandíbula, con anestesia general, con lo que el paciente será hospitalizado (clínica concertada en Sevilla).

Periodo de recuperación

Desde su intervención y hasta un periodo de 24 a 48 horas se le recomendará guardar reposo para controlar mejor las molestias. Puede presentar una sensación de adormilamiento en el labio inferior que desaparece cuando la inflamación cede.

El paciente podrá regresar a sus actividades normales en un período de 5 a 7 días, sin realizar esfuerzos físicos fuertes o actividades que puedan causar golpes en la cara.

La disminución de la inflamación es progresiva por lo que el resultado final se obtiene a los 3-6 meses. Por ello, a pesar de que el resultado es apreciable inmediatamente, su aspecto irá mejorando con los meses.

Se planificarán futuras revisiones periódicas para establecer que no surge ninguna anomalía en la zona intervenida.

Decídete y ven a conocernos personalmente. La primera consulta es gratuita.

© Clínica CLEVER | Desarrollado por Contenidos Creativos