Mastopexia-Elevación de mamas

¿En qué consiste la intervención?

Es un procedimiento quirúrgico que practican nuestros especialistas de Clínica Clever para elevar y mejorar la forma de las mamas caídas. Con los años y por circunstancias como el embarazo, la lactancia o la fuerza de la gravedad la mama tiende a caer; además, a medida que la piel pierde su elasticidad la mama pierde su forma y cae, fenómeno conocido como ptosis mamaria.

Cuando la mama, además de caer ha perdido o posee poco volumen, se puede también colocar una prótesis. La mastopexia puede reducir también el tamaño de la areola cuando sea muy grande.

¿A quién va dirigida?
Los candidatos ideales para someterse a esta intervención son pacientes que desean mejorar el aspecto de sus mamas porque sufren un vacío y caída ocasionado por la fuerza de la gravedad, embarazo o lactancia.
En principio sería conveniente esperar hasta los 21 o incluso los 24 años.

Características Generales

Las incisiones comprenderán el área de la mama consistente en la parte de piel que se va a elmininar y que colocará el pezón y la areola en su nueva posición más elevada. Las suturas se colocan alrededor de la areola, en una línea vertical hacia abajo desde la areola y a lo largo del surco de debajo de la mama. En determinados casos, cuando la mama es pequeña y está poco caída la incisión se coloca sólo alrededor de la areola.

La duración de la operación es de aproximadamente 1 a 3 horas, dependiendo de la complejidad. El tratamiento quirúrgico determinado como cirugía compleja se realizará bajo anestesia general y el paciente será hospitalizado mínimo una noche.

Periodo de recuperación

Desde su intervención y hasta un periodo de 24 a 48 horas el paciente tendrá que estar en reposo para evitar posibles molestias.
Tras la cirugía se pueden colocar tubos de drenaje bajo la piel durante 2 ó 3 días para disminuir la posibilidad de que se acumulen fluidos que, posteriormente serán retirados por el cirujano. También se colocará un vendaje adhesivo en el tórax.
Habitualmente, a los pocos días se podrá realizar una vida prácticamente normal, incorporándose incluso a su tarea profesional si ésta no requiere ejercicio físico. La nueva forma corporal empezará a notarse al mes de la intervención. El resultado final se apreciará entre los 6 meses y el año, una vez que las cicatrices y el tejido hayan cicatrizado completamente.

Se establecerán futuras revisiones periódicas para asegurar que no surge ninguna anomalía en la zona intervenida.

Decídete y ven a conocernos personalmente. La primera consulta es gratuita.

© Clínica CLEVER | Desarrollado por Contenidos Creativos